Revisión sistemática en EVIDENCE UPDATES: medicaciones a evitar en pacientes con riesgo de delirio

Hoy el post es un dos en uno: un articulo y una fuente de artículos como es EVIDENCE UPDATES. Este último recurso es una selección de artículos que hace la Universidad de McMaster en colaboración con BMJ. Supone un magnífico modo de acceder a la mejor evidencia actual de la investigación, adaptable a intereses personales y de gran ayuda apoyar la toma de decisiones clínicas basadas en la evidencia.

Todas las citas (de más de 120 revistas clínicas de primera linea) están pre-clasificadas para la calidad del personal investigador, clasificadas tanto por su relevancia clínica como por su novedad, además desgranado según las distintas especialidades.

En EVIDENCE UPDATES encontramos una base de datos de la mejor evidencia de la literatura médica, la posibilidad de recibirlo por correo (1-2 artículos 1 -2 diarios) y enlaces a recursos basados ​​en la evidencia.

El resúmen del artículo de hoy  Clegg A, Young JB. Which medications to avoid in people at risk of delirium: a systematic review. Age Ageing. 2011 Jan;40(1):23-9. Epub 2010 Nov 9. (Review) PMID: 21068014 es el siguiente

ANTECEDENTES:  el delirio es un frecuente problema clínico. Muchos medicamentos se han asociado con el desarrollo de delirio, pero la fuerza de estas asociaciones es incierto y no está claro qué medicamentos deben evitarse en personas en riesgo de delirio.

MÉTODOS: Se realizó una revisión sistemática para identificar los estudios prospectivos que investigaron esta asociación entre medicamentos y riesgo de delirio. Se efectuó un análisis de sensibilidad para elaborar una jerarquía de evidencia del riesgo de delirio con el uso de los distintos agentes.

RESULTADOS: De un total de 18.767 estudios identificados  14 estudios cumplieron los criterios de inclusión. El delirio de riesgo parece ser mayor con opioides (odds ratio [OR] = 2,5, IC 95% 1,2-5,2), benzodiacepinas (3.0, 1.3 hasta 6.8),  dihidropiridinas (2,4, 1,0 a 5,8) y, posiblemente antihistamínicos (1.8, 0.7 a 4.5 ). Parece que no hay mayor riesgo con los neurolépticos (0,9, 0,6-1,3) o digoxina (0,5, 0,3 hasta 0,9). Hay incertidumbre con respecto a antagonistas H1, antidepresivos tricíclicos, antiparkinsonianos, esteroides, AINEs y antimuscarínicos.

CONCLUSIÓN: En personas en riesgo de delirio se debería evitar iniciar nuevas prescripciones de benzodiazepinas o considerar reducir o finalizar las mismas cuando sea posible. Los opioides se debe prescribir con precaución en personas en riesgo de delirio, pero sin olvidar que el dolor intenso no tratado puede también desencadenar un delirio. También se requiere precaución al prescribir dihidropiridinas y antihistamínicos H1, evaluando de forma individual su utilización en este tipo de pacientes.

Si accedeís al artículo en este recurso podreis leer comentarios de distintos lectores lo que enriquecen aún más su lectura.

http://plus.mcmaster.ca/EvidenceUpdates/QuickSearch.aspx?Page=1&ArticleID=38396#Data

Que lo disfruteis…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s