Hoy hablamos del nivel de evidencia en la guías de práctica clínica.

En este blog hemos hablado en muchas ocasiones sobre guías de práctica clínica. Sin duda es mejor tenerlas que no tenerlas, pero su existencia no debe aplacar el espíritu critico del lector: por supuesto no son una biblia.

El artículo que hoy comento es el resultado de analizar las guias de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas publicadas entre 1994 y 2010. Clasificando la fuerza de la recomendación de A a C y la calidad de la evidencia en niveles I, II y III el resultado fue el siguiente:

  • Se analizaron 41 guías, que contenían 4.218 recomendaciones.
  • El 55% de las recomendaciones eran de nivel III, el más bajo posible de evidencia (opiniones de expertos).
  • Si estudiamos específicamente las recomendaciones A (digamos las más ·”recomendables”) sólo el 23% se soportaban en evidencia de nivel I (ensayos clínicos aleatorizados) mientras que el 37% se basaba en opiniones de expertos (nivel III de evidencia).
  • En los últimos años han aumentado mucho el nº de recomendaciones incluidas en las guías, pero no precisamente basadas en evidencias de al to nivel sino al contrario (ver gráfica)

Concluye el artículo con la recomendación de mantener la cautela a la hora de utilizar las directrices de las guías actuales como única fuente de apoyo a la tomo de decisiones.

Lee and Vielemeyer. Analysis of Overall Level of Evidence Behind Infectious Diseases Society of America Practice Guidelines, January 10, 2011,  171 (1): 18.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s