Archivo diario: 21/12/2010

Actualización (o casi no) de la AHA: Fibrilación Auricular 2011

Antes de cerrar el año, pero ya con el apellido 2011 el American College of Cardiology Foundation y la AmericanHeart Association han publicado una actualización parcial de la Guia ACC/AHA/ESC 2006 Guidelines (en su momento conjunta con la Sociedad Europa de Cardiología)

Os destaco lo que más me llamó la atención:

  • Introducen el concepto de control de ritmo no estricto, lo cual parece muy adecuado y útil para nosotros médicos de familia.

  • La indicación de anticoagulación no parece tan agresiva como lo es la Guia Europea 2010. De hecho no habla de ella y si dedican una recomendación nueva a la asociación con clopidogrel y aas.


  • Esta falta de actualización contrasta con el capítulo específico que dan a la dronedarona .

  • El resto de los cambios afectan fundamentalmente a la ablación quirúrgica.

  • _____________________________________________

En fin, seré un mal pensado quizás pero me da la sensación de que, tras la publicación de la Guia Europea 2010, no han querido quedarse atrás. Han publicado una actualización a medio actualizar, dejando en el alero uno de los elementos más decisivos en los próximos años como será es el más que posible cambio en el modelo de anticoagulación de la FA. Si tardan otros 4 años en actualizarla, en 2015 creo que la anticoagulación habrá cambiado un pelín. Eso si, no se olvidan de dar un capítulo entero a la dronedarona que, no se nos olvide, también destacan  está contraindicada en insuficiencia cardiaca grado IV de la NYHA y en caso de descompensación aguda y sus cuatro semanas posteriores.

En fin guías para saber y para criticar un poco ¿no os parece?

IBP en los informes de alta hospitalaria y riesgo de neumonía asociada a su uso.

Desde que en 2004 se publicara en JAMA en articulo sobre el riesgo de neumonia asociado al uso de inhibidores de la bomba de portones han aparecido numerosos articulos con resultados en ocasiones contradictorios.

No obstante son muchas las publicaciones que si encuentran esta asociación:

Acaba de publicarse una metaanálisis – revisión sistemática Eom C-S, et al “Use of acid-suppressive drugs and risk of pneumonia: systematic review and meta-analysis” CMAJ 2010; que concluye lo siguiente: el uso de un inhibidor de la bomba de protones o antagonista de receptores H2 pueden estar asociado a un riesgo más elevado de neumonía extra e intrahospitalaria. Teniendo en cuenta estos efectos adversos potenciales, los médicos deben tener precaución en la prescripción de supresores de ácido en los pacientes en riesgo.

Como último artículo de  este grupo presento este otro:

Sin duda es de menor relevancia que el metaanálisis anterior pero me es muy útil para enlazar este otro artículo alemán donde se hace un repaso al exceso de indicaciones de IBP en los informes de alta hospitalarios y se solicita una revisón a fondo de estas indicaciones para evitar tratamientos innecesarios y sus efectos adversos asociados.

Creo que es una situación que no nos es en absoluto lejana y merecedora creo de una reflexión, en especial a nuestros residentes que siguen haciendo guardias hospitalarias…